Crisis y solidaridad

Antes que nada decir que creemos que todos los servicios que ofrece el Centro Ocupacional TOLA   deben estar subvencionados en su totalidad con dinero público.

Pero como “lo cortés no quita lo valiente”, no podemos dejar de reseñar esa pequeña ola de solidaridad que se ha creado, y que continúa, alrededor del Tola, y que ha tenido su punto álgido con la Tómbola Solidaria de la Feria de San Sebastián.

Todo comenzó con una idea de Laura ,de Minerva Comunicación, que se ofreció a conseguirnos artículos de los comercios de Silla para una tómbola, (muchas gracias, Laura, te lo has currado!!!). Al final han sido 64 los comercios y Asociaciones que nos dieron muy buenos regalos para nuestra tómbola,( y muchos otros que  nos dijeron que también les hubiera gustado participar).

Anteriormente esa ola de solidaridad había pasado por la Escola d´Estiu, organizada por  Grup Didàctic (Gracias Artur), que nos donaron lo que sacaron vendiendo los productos que los niños  habían hecho en los talleres de la Escola. Continuó con la elección del Tola , junto con otra Asociación, para recibir una donación del mercadillo que todos los años, por Navidad, organiza la Escuela de Adultos Paluzié de Catarroja (Gracias Paula por acordarte de nosotros ).

Y que sigue con el ofrecimiento de “La rana solidaria”,un proyecto altruista de las oficinas de ADIF, Fuente San Luis, de donarnos lo que buenamente puedan recaudar.

Es en tiempos de crisis cuando la solidaridad de la gente de a pie se ve más. Cuando los estamentos políticos que debían cubrir las necesidades de sus ciudadanos, porque para eso están, cada vez te lo ponen mas dificil, cuando te ves con el agua al cuello, es cuando una mano amiga, alguien que no tiene nada que ver contigo, que no gana nada con ésto , que no lo hace para que nadie se entere, esa persona le tiende la mano al TOLA.

Pero como no queremos volver a los años 70, pues nos ha costado mucho andar todo este camino para tenerlo que desandar ahora, seguiremos con nuestras protestas y reivindicaciones, para que las personas con discapacidad no tengan que volver a vivir de la caridad, o a tener que hacer corridas de toros en beneficio de los más desfavorecidos, como hace 40 años.

Por eso os pedimos que cada uno y en la medida que pueda, siga insistiendo a  los poderes públicos , a los políticos, que  hagan bien sus deberes y paguen unos servicios que son un derecho de las personas con discapacidad.

Y una vez dicho ésto y como “es de bien nacidos ser agradecidos”, y el TOLA lo es, os damos las gracias a todos los que os habéis acordado de nosotros, poniendo vuestro granito de arena para que el TOLA siga adelante, intentando, mientras nos dejen, seguir manteniendo el sello de calidad y profesionalidad que siempre nos ha caracterizado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *